Declaración del Consejo de Control de Calorías sobre el modelo de perfil de nutrientes de la OPS

El modelo de perfil de nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se publicó en el 2016 y propuso nuevos criterios para definir los niveles excesivos de azúcar, sal y grasa en los alimentos y las bebidas procesadas. El objetivo de este modelo es proveer una herramienta que se pueda usar en el diseño y la implementación de políticas relacionadas con la prevención y el control de la obesidad o el sobrepeso, que incluyan restricciones en el mercadeo de alimentos y bebidas poco saludables dirigido a los niños, normas para los alimentos en el entorno escolar (programas alimentarios y venta de alimentos y bebidas en las escuelas), uso de etiquetas de advertencia en el frente del envase, definición de políticas fiscales para limitar el consumo de alimentos poco saludables e identificación de alimentos que serán provistos por los programas sociales a los grupos vulnerables.

En relación con el azúcar, la OPS afirma que se revisó “la mejor evidencia científica disponible” a fin de clasificar los alimentos y bebidas procesados y ultraprocesados como productos con niveles “excesivos” de azúcar si la cantidad de azúcar agregada es igual o mayor al 10 % del total de las calorías. El modelo especifica, además, que los productos cuyos ingredientes incluyen edulcorantes calóricos o no calóricos, artificiales o naturales, se deben definir como productos “que contienen otros edulcorantes”, los cuales se deben limitar o evitar.

La recomendación de limitar o evitar los edulcorantes no nutritivos, que forma parte de las recomendaciones de la OMS/OPS relativas a la reducción de los azúcares, es problemática ya que no tiene en cuenta los beneficios establecidos y la seguridad de estos ingredientes y desanima el uso de productos que pueden ser una importante herramienta para el manejo del peso y para dar respuesta a ciertas enfermedades.

Los edulcorantes no nutritivos y el manejo del peso

La función de los edulcorantes de bajas calorías en la prevención y el manejo del sobrepeso y la obesidad

El modelo de perfil de nutrientes de la OPS cita literatura científica en la que se señala que hubo un aumento proporcional en la venta de bebidas endulzadas con azúcar y el índice de masa corporal (IMC) de la población general en América Latina. Esta afirmación solo resalta uno de los componentes de la dieta total y no aborda el gran cuerpo de evidencia que sugiere la función que los edulcorantes no nutritivos cumplen en la reducción de la ingesta de energía y del peso corporal. Después de realizar un profundo análisis y revisión de la evidencia disponible, en el Consenso Iberoamericano del 2018 se concluyó que el uso de edulcorantes no nutritivos en los programas de reducción de peso, como sustituto de los edulcorantes calóricos, podría favorecer una reducción sostenible de peso dentro del contexto de los planes alimentarios estructurados.

Además, en una revisión sistemática y un metanálisis de ensayos controlados aleatorizados, realizada en el 2019, no se hallaron diferencias significativas en el cambio del peso corporal de los adultos que recibieron edulcorantes no nutritivos en comparación con los que recibieron diferentes azúcares o placebo. Estos hallazgos parecen indicar que hay otros elementos en la dieta o factores de estilo de vida a los cuales se puede atribuir el aumento de peso. Asimismo, los estudios también han mostrado que el efecto de consumir bebidas endulzadas con edulcorantes no nutritivos para perder peso es similar al de tomar agua. La sugerencia de que los productos que contienen edulcorantes no nutritivos tienen el mismo efecto en el IMC que los edulcorados con azúcar no está respaldada por la totalidad de la evidencia científica disponible y, en última instancia, priva a los consumidores de una herramienta útil respaldada por la ciencia para ayudar a manejar el peso.

Los edulcorantes no nutritivos y el manejo de la diabetes

Los edulcorantes con pocas o sin calorías, la glucemia y la diabetes: ¿qué dice la ciencia?

Los edulcorantes no nutritivos, cuando se usan como sustituto del azúcar, no solo tienen el potencial de ayudar a que las personas alcancen y mantengan un peso saludable, sino que también sirven para manejar los niveles de glucosa en la sangre de aquellas que tienen diabetes. En una revisión de investigaciones corrientes acerca de la sucralosa, realizada en el 2017, se ratificaron los hallazgos de revisiones anteriores y se informó que, dado que la sucralosa no se digiere ni se metaboliza para dar energía, no aporta calorías y no afecta los niveles de glucosa en la sangre. Por lo tanto, los alimentos y las bebidas que contienen sucralosa son aptas para las personas con diabetes o aquellas que estén intentando reducir la ingesta de calorías o carbohidratos.

Desde un punto de vista internacional, tras una detenida revisión de la literatura científica disponible, el panel sobre productos dietéticos, nutrición y alergias de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) concluyó que el reemplazo de alimentos que contienen azúcar por alimentos que contienen edulcorantes no nutritivos induce un menor aumento en los niveles de glucosa en la sangre luego de su consumo. En el Consenso Iberoamericano del 2018 se concluyó que el uso de edulcorantes no nutritivos en los programas para el manejo de la diabetes puede contribuir a un mejor control glucémico en los pacientes. Por último, la Comisión Europea autorizó una declaración de salud relativa a los edulcorantes no nutritivos y la glucosa posprandial basándose en este hallazgo.

La seguridad de los edulcorantes no nutritivos

Organizaciones científicas internacionales y regulatorias, como el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), la Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE. UU. (FDA) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) han revisado extensamente los edulcorantes no nutritivos y reconocido su seguridad. En una revisión de alcance sobre la seguridad de los edulcorantes no nutritivos y su asociación a ciertos resultados de salud, realizada en el 2017, no se halló ninguna evidencia conclusiva de los efectos nocivos del uso de edulcorantes no nutritivos.

La seguridad y los beneficios de los edulcorantes con pocas o sin calorías

La posición de la OMS/OPS de limitar o evitar los edulcorantes no nutritivos como parte de sus recomendaciones de reducción del azúcar hace suponer que estos edulcorantes contribuyen a la obesidad y a la diabetes cuando, de hecho, sus efectos beneficiosos se deben, en gran parte, al reemplazo del azúcar en la dieta. Como resultado, se debe reconocer a los edulcorantes no nutritivos como una herramienta para el manejo del peso y la diabetes y no como un obstáculo. Recomendar la reducción de ingredientes que cuentan con una cantidad considerable de evidencia que apoya su seguridad y sus beneficios para la salud podría, en realidad, provocar consecuencias imprevistas, como confusión entre los consumidores y una reducida disponibilidad de productos que son importantes para el manejo de enfermedades relacionadas con la dieta. Como las actuales recomendaciones y la subsiguiente legislación nacional puede resultar demasiado restrictiva para algunos consumidores, estos pueden optar por ignorar las pautas por completo y seguir con sus hábitos de consumo. Animamos a la OMS y a la OPS a revisar detenidamente la literatura científica sobre los edulcorantes no nutritivos, reconsiderar sus recomendaciones y, por último, fomentar la incorporación de estos ingredientes que se pueden usar para ayudar a reducir la ingesta calórica y manejar el peso corporal y los niveles de glucosa en la sangre.

References:

Gardner C, Wylie-Rosett J, Gidding SS, Steffen LM, Johnson RK, Reader D and Lichtenstein AH. Nonnutritive Sweeteners: Current Use and Health Perspectives. Circulation. 2012; CIR.0b013e31825c42ee

Commission, European. (2012). Commission Regulation (EU) No 432/2012 of 16 May 2012. Official Journal of the European Union. 1-40.

Lohner S, Toews I, Meerpohl JJ.  Health outcomes of non-nutritive sweeteners: analysis of the research landscape. Nutr J 2017; 16: 55.

Magnuson BA, Roberts A, and Nestmann ER. Critical review of the current literature on the safety of sucralose.  Food Chem Toxicol 2017 Aug;106 (Pt A):324-355. doi: 10.1016/j.fct.2017.05.047

Nichol AD, Maxwell JH & Ruopeng A. (2018). Glycemic impact of non-nutritive sweeteners: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Eur J of Clin Nutr 2018; 72. 10.1038/s41430-018-0170-6.

Pan American Health Organization (PAHO) (2016) Pan American Health Organization Nutrient Profile Model. Washington, D.C.

Peters JC, Wyatt HR, Foster GD, Pan Z, Wojtanowski AC, Vander Veur SS et al. The effects of water and non-nutritive sweetened beverages on weight loss during a 12-week weight loss treatment program. Obesity 2014; 22: 1415–1421.

Rogers PJ, Hogenkamp PS, de Graaf C, Higgs S, Lluch A, Ness AR, Penfold C, Perry R, Putz P, Yeomans MR, et al. Does low-energy sweetener consumption affect energy intake and body weight? A systematic review, including meta-analyses, of the evidence from human and animal studies. Int J Obes (Lond) 2016; 40:381–94.

Serra-Majem L, Raposo A, Aranceta-Bartrina J, Varela-Moreiras G, Logue C, Laviada H, Socolovsky S, Pérez-Rodrigo C, Aldrete-Velasco J, Meneses Sierra E, et al. Ibero–American Consensus on Low- and No-Calorie Sweeteners: Safety, Nutritional Aspects and Benefits in Food and Beverages. Nutrients 2018;10: 81

Tate DF, Turner-McGrievy G, Lyons E, Stevens J, Erickson K, Polzien K et al. Replacing caloric beverages with water or diet beverages for weight loss in adults: main results of the Choose Healthy Options Consciously Everyday (CHOICE) randomized clinical trial. Am J Clin Nutr 2012; 95: 555-563

Toews I, Lohner S, Küllenberg de Gaudry D, et al. Association between intake of non-sugar sweeteners and health outcomes: systematic review and meta-analyses of randomised and non-randomised controlled trials and observational studies. BMJ. 2019 Jan 2; 364:k4718. doi: 10.1136/bmj.k4718.

Ultra-processed food and drink products in Latin America: Trends, impact on obesity, policy implications. Washington D.C.: Pan American Health Organization, 2015

faq2Do you have questions about low-calorie sweeteners? Want to learn more about maintaining a healthy lifestyle? You asked and we listened. Our resident Registered Dietitians answered the most popular questions about low-calorie sweeteners.